jueves, 29 de septiembre de 2016

Ya te echamos de menos, FRANCIS...

La cosechadora, uno de sus últimos juguetitos.


Francis, o “Lobo”, eso sí, un lobo con piel de cordero y corazón de elefante.  Una gran persona, UN GRAN AMIGO, un gran vecino, humilde y trabajador, generoso. Raro sería encontrar quién hablara mal de él, bueno, quizás la competencia, y aun así lo dudo, pues entre los ramos de flores que hoy adornaban su féretro había alguno de otras marcas de tractores, su gran pasión; y su trabajo. Y ya es suerte que tu pasión se convierta en tu trabajo, siempre le he puesto de ejemplo en esto. Recuerdo perfectamente, desde antes de la adolescencia,  el trapicheo de revistas John Deere (la única que existiría hace treinta años) que él, mi hermano, y alguno más, tenían. Se las aprendían como si fueran cromos de futbol, sabían todas las novedades en maquinaria, y aunque con otros medios, aún lo han seguido haciendo hasta hace nada.  Eso hará muy difícil que en Valtra, actual trabajo, el tractor favorito de Cifuentes, y de todos los vecinos jóvenes del pueblo (gracias a él), encuentren un mejor vendedor, relaciones públicas o lo que quiera que tuviese que hacer de la marca. Y no es que tuviera que inventarse métodos de venta,  simplemente podría detallar cada una de las cualidades de las máquinas que vendía con la sinceridad y pasión que su trabajo le provocaba, para hacer que un cliente se hiciera fiel a él para siempre, estoy seguro!
Y esa afición le llevó a tener maquetas, incluso tener el capricho de comprar algún pequeño juguetito, como la cosechadora de la foto. Esa que le emocionaba enseñar, y a la que se subían los más pequeños del pueblo. Y que hacían que su tiempo libre estuviera lleno de más juguetes de los suyos.
Porque sin duda, su pueblo y su familia fueron sus otras dos grandes pasiones. Con sus cuarenta y nueve años fue cultivando la amistad en las diferentes generaciones que en el pueblo ha habido, y todas, y digo bien, TODAS,  le recordamos con cariño. En algún momento nos ha llevado o traído de fiesta, hemos compartido charlas en la plaza, el Teleclub o delante de su casa. Siempre alegre, siempre entusiasta. Hacía verdaderas kilometradas por estar en Cifuentes desde puntos insospechados donde su trabajo le llevaba. Volvía a su pueblo, con su gente.
En realidad desde pequeños fuimos vecinos, él era mayor, como un primo  al que admiras, gran deportista, siempre sonriente y muy bueno. Ese tipo de personas que bendecidas por un don son queridas por los demás, que a todos caen bien, sin esforzarse ni pretenderlo. Además con la suerte de tener su casa abierta a todos, y además la extensión de su huerta donde todos íbamos. Donde él y su hermana hacían casetas de madera entre los árboles. Y recuerdo una ventana de madera que había entre la parte de atrás de nuestra casas, donde estaban los pajares. Era un ventanuco de madera como a tres metros del suelo, que comunicaba su “lastra” con nuestro pajar de mano (desde el suelo, sin dos alturas), y solamente cuando estaba lleno de alpacas podíamos utilizarla para pasar de un lado a otro, ¡qué aventura!
Su  padre y su madre humildes y generosos con los demás como no conozco, y que aún hoy, siguen practicando esas cualidades. Sin duda espero que este duro golpe aún les deje fuerza para seguir adelante. Y su hermana, a la que quería y mimaba. Mucho ánimo a los tres, sé que lo necesitaréis. Vuestros vecinos os quieren con locura, dejaos ayudar y acompañar.
Como muy bien dijo su prima Lourdes al final de su funeral, cuídales, a los tuyos especialmente, desde donde estés y acuérdate de todos los que te queríamos y apreciábamos, como nosotros seguiremos recordándote.
 
Buen viaje, Francis.

5 comentarios:

OLGA VOCES dijo...

Precioso recuerdo y homenaje. Una marcha difícil de aceptar para todos los que tuvimos la suerte de conocerle y, en especial, para ellos, sus padres.
¡Fuerza, fuerza cada día, Sagrario y Gabino! ¡Fuerza Tere!
¡Buen viaje, Francis!



Cif dijo...

Que bonito y que buen recuerdo.
Francis,donde estés CUIDALES y dales fuerza.
Buen viaje primo.

Jose Xabier Sanz Urdiales dijo...

Muy bonito,pero Francis nunca se irá del todo del pueblo mientras en el haya alguien que le hubiese conocido ya que fue un gran ejemplo de persona y siempre nos quedará ese ejemplo a seguir de humildad y pasión por el pueblo y la gente, siempre estará con nosotros,yo creo que podíamos ir pensando en algún homenaje a Francis, a mi se me ocurre por ejemplo en las fiestas del pueblo del año que viene, ideas?

Pablo González dijo...

Pues es una buena idea, algo, sin duda se merece. Gracias, José Xavier!

Manuel Martínez dijo...

SOY MANUEL DE SAN MIQUEL DE ESCALADA LEON FRANCCISCO JAVIER LOBO ERA UNA CRAN PERSONA COMO AMIGO DABA TODO POR LAS PERSONAS QUE A EL LE QUERIAN ERA MUY QUERIDO POR TODO EL MUNDO Y SOBRE TODO POR LOS AGRICULTORES Y LOS QUE NO SOMOS AGRICULTORES ECT.
LE GUSTABAN MUCHO LAS MINIATURAS DE TRACTORES SOBRE TODO DE VALTRA,CUANDO TRABAJO DE COMERCIA PARA EL CATALAN DE SAHAGUN FUE EL NUMERO UNO ESE AÑO BENDIENDO TRACTORES,CUANDO VALTRA SE ENTERO RAPIDO LE CONTRATO DE DELEGADO EN MADRID NUCA TENDREMOS UN COMERCIAL COMO EL Y UNA PERSONA TAN AGRADECIDA COMO EL DONDE QUIERA QUE ESTES MI FAMILIA Y YO NOS ACORDAREMOS SIEMPRE DE TI FRANCISCO Y MI SOBRINO Y YO TE LLEVAREMOS SIEMPRE EN NUESTRO CORAZON.

Mapa de visitantes